?
Seguinos:
facebook.png
youtube.png
Buscar  

60 años de sacerdocio de un Miembro Honorario de SIGNIS Argentina.

 

El Obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, presidió la Misa por el 60 aniversario de ordenación sacerdotal del Padre Hugo Segovia, Miembro Honorario de SIGNIS Argentina.

El domingo 25 de julio, en la Capilla del Hogar Landera de las hermanas de los ancianos desamparados de Necochea, monseñor Gabriel Mestre presidió la celebración por el 60 aniversario de la ordenación sacerdotal del P. Hugo Segovia. Participaron el Vicario General de la Diócesis, P. Luis Alboniga y todos los sacerdotes de la zona.

Con indisimulable alegría, el padre Segovia agradeció esta acción en plena pandemia.

Desde los textos bíblicos de la liturgia, el obispo Mestre destacó a la luz de la historia el recorrido ministerial del padre Hugo, quien en abril pasado cumplió 90 años. También su disponibilidad para seguir pastoreando aún hoy con solicitud ámbitos comunitarios, a las hermanas y quienes viven en el Hogar Landera.

En su repaso, el obispo resaltó la sensibilidad del padre Segovia para acoger y acompañar a tantos que forman parte de lo que el papa Francisco llama las periferias. El padre Hugo, con sentidas palabras, agradeció la valoración y acompañamiento del obispo. Asimismo, relató aspectos de su historia sacerdotal muy significativas. Destacó la riqueza de su experiencia en Roma en tiempos en que se desarrollaban las primeras sesiones del Concilio Vaticano II.

La celebración culminó con un almuerzo fraterno. Toda la conmemoración se desarrolló con estricto protocolo sanitario.

 

El padre Hugo Segovia, presidente de OCIC Argentina.

Nacido en Punta Alta, partido de Coronel Rosales, provincia de Buenos Aires, Hugo Segovia es Profesor de Filosofía y Ciencias de la Educomunicación recibido en la Universidad de La Plata, realizó Estudios filosóficos y teológicos en el Seminario San José de La Plata. Es Licenciado en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma. Canciller y Secretario General del Arzobispado de Bahía Blanca desde 1964 hasta 1974.

En 1976 vivía en Punta Alta. Fue amenazado de  muerte por la última dictadura cívico militar que padeció el país  y sufrió dos atentados a la casa de su madre, hechos que determinaron su traslado forzado, pero que nunca mellaron su compromiso y convicciones.

Párroco de Miramar desde 1980 hasta 1992, y desde entonces hasta 2010 de San Carlos Borromeo de Mar del Plata.

Coordinador de los Encuentros de la Iglesia con el Mundo del Teatro desde 1995 hasta 2004.

Desarrolló también una importante labor difusora a través de columnas periodísticas en los diarios “La Capital” y “El Atlántico” de Mar del Plata, “El Argentino” de Miramar y diversas radios de Mar del Plata.

Coordinador del Consejo Municipal de Cultura de Mar del Plata desde 2002 hasta 2006.

En 2009 fue declarado Ciudadano Ilustre de Mar del Plata por “su extensa y comprometida labor social a favor de la comunidad”

Gran cinéfilo y amante del teatro, participó en diversas charlas sobre estas dos artes.

En 1996, a instancias de la recuperación del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, la OCIC, Organización Católica Internacional del Cine, vuelve a tener presencia en Argentina. En ese contexto, el padre Hugo Segovia es nombrado  presidente de esta institución (antecesora de SIGNIS). “De aquellos días recuerdo el Seminario de Cine y Espiritualidad dictado en Mar del Plata durante 1997 por el padre holandés Henk Hoesktra, quien presidía por entonces OCIC a nivel mundial. También la Asamblea realizada en Montreal en 1998, adonde asistí para presentarnos nuevamente como miembros. Éramos cuatro países en esa situación: Argentina, Croacia, Bielorrusia y Rumania. Particularmente recuerdo una anécdota: escuchar de golpe el tema musical Alfonsina y el mar cantado por Mercedes Sosa. Estar en Canadá y oír el tema que hace referencia a la gran poetisa Alfonsina Storni y a la ciudad donde yo vivía entonces fue muy emotivo”.

Con envidiable lucidez, el padre Segovia continúa con los recuerdos de aquellos años: “Tuve la oportunidad de ser jurado de OCIC en el Festival de Cine de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y en el Festival de La Habana, Cuba. El espíritu ecuménico que viví en esos festivales fue muy enriquecedor”

El padre Segovia además fue parte del jurado internacional de OCIC en los Festivales de Mar del Plata 1996 y 1997, y en Pantalla Pinamar 2012.

 

60 años de sacerdocio de un Miembro Honorario de SIGNIS Argentina.