?
Seguinos:
facebook.png
youtube.png
Buscar  

Proyecto Ángeles de Malvinas.

La Fundación No me olvides de Argentina presentó su nuevo proyecto, “Ángeles de Malvinas”, que busca promover en niños y jóvenes valores como la solidaridad, la convivencia, el respeto y la tolerancia entre las personas. También la paz y el cuidado de la ecología, mediante distintas actividades didácticas y lúdicas con niños de Nivel Inicial y Primario.

Los Ángeles representan los espíritus de los caídos en la Batalla de Malvinas, ocurrida en 1982 cuando se enfrentaron Argentina y el Reino Unido de la Gran Bretaña por la posesión de las Islas Malvinas, usurpadas por los británicos en 1833. Los caídos renacen para utilizar sus energías en bien de la humanidad. Los niños, junto a sus docentes, acompañarán a estos personajes en su misión en la Tierra.

“Es una iniciativa que tiene que ver con un renacimiento, con un resurgimiento, queremos siempre transformar a nuestros compañeros, como sucede en la película Coco, donde si alguien recuerda a sus seres queridos, nunca mueren. Por eso nace el proyecto Ángeles de Malvinas, los cuales tienen una cara de mucha paz, de mucha luz y tranquilidad”, dijo Julio Aro, presidente de la Fundación No me olvides y veterano de la Guerra de Malvinas.

Aro agregó que “Los Ángeles representan los espíritus de los caídos, se comunican a través de los pensamientos y acciones, tratando siempre de cambiar pensamientos o acciones negativas, de ayudarnos con el cuidado del medio ambiente, de recordarnos los valores que a veces se olvidan, de contar todo tipo de historias con final feliz. Para la primera entrega estamos trabajando sobre la prevención del COVID, con consejos para cuidarnos, y además difundiremos la campaña a través de la cual seguimos buscando a las siete familias que faltan para terminar de restituir las identidades de nuestros héroes caídos en Malvinas.”

Julio Aro también comentó cómo será el formato de esta propuesta: “La intención es hacer una revista mensual, de ocho páginas, que tendrá formato impreso en papel y también será digital, de tal forma que aquellos que quieran la puedan compartir, imprimir y tener. Todo es gratuito, estamos buscando empresas que nos apoyen a sostener este proyecto en el tiempo.

Acerca de los medios digitales para divulgar esta revista, Julio Aro aseguró: “La difusión y el intercambio será a través de correo electrónico y varias redes sociales: página web, Facebook (fanpage), Instagram, WhatsApp, Twitter, y también Canal de YouTube. En la primera revista nos vamos a referir a los objetivos de nuestra fundación, que siempre están orientados a la solidaridad y a la no violencia, y tocaremos el tema del COVID. Será interactivo, los chicos nos mandan sus dibujos y/o historias, y nuestros guionistas y dibujantes las adaptan para que sean publicadas”.

En tiempos de establecimientos educativos cerrados por el aislamiento social, y las agendas de los medios copadas por la crisis originadas debido a la pandemia de Coronavirus,  Julio Aro y la Fundación No me olvides apuestan a un acercamiento diferente: “Queremos proponer una alternativa distinta en medio de tantas malas noticias que sin darnos cuenta afecta a nuestros chicos, que podamos dar lugar a una nueva propuesta, que pensemos en familia y entre amigos en valores positivos, que las niñas y niños se expresen y puedan compartir sus ideas y sentimientos buenos.”

Para esto ya están tomando contacto con docentes de Nivel Inicial y Primario de todo el país: “Para cuidar el futuro hay que trabajar con el presente, las chicas y chicos son ese presente, hay que sembrar la semilla en ellos, no vale de nada planificar el futuro sin incluir a los chicos en nuestros proyectos actuales, por eso nació Ángeles de Malvinas, para trabajar junto a ellos.”

Julio Aro tenía 19 años y una instrucción militar inadecuada cuando fue enviado a combatir a las Islas Malvinas como soldado conscripto. Luego de 26 años, regresó a las islas para “encontrar en tiempos de paz al Julio que quedó allí durante la guerra”. Cuando en las islas visitó el cementerio de Darwin, donde yacen los caídos argentinos, confirmó que 122 compatriotas habían sido inhumados como “soldados solo conocido por Dios” al no haber podido ser identificarlos. Aro comenzó entonces una tarea titánica, para la cual creó la Fundación No me olvides, y tras casi una década de incansable trabajo se pudo restituir la identidad de la gran mayoría de los caídos inhumados en el cementerio de Darwin, permitiendo cerrar sus duelos a los familiares. Esta labor lo llevó a ser postulado al Premio Nobel de la Paz en 2019 y 2020.

 

Facebok: Ángeles de Malvinas

Instagram: Angeles de Malvinas

Web: www.angelesdemalvinas.com

Proyecto Ángeles de Malvinas.