?
Seguinos:
facebook.png
youtube.png
Buscar  

La camara oscura

La camara oscura
Argentina
2009
Maria Victoria Menis
Premio SIGNIS
Condor 2009

Porque a través de la manifiesta invisibilidad de un ser humano estigmatizado por la falta de belleza exterior; con impecable e innovadora técnica narrativa visual, el film nos invita a ser capaces de ver mas allá de lo aparente, a descubrir la belleza de lo simple que oculta la vanidad y la superficialidad que muchas veces nos invaden .Y por mostrar una semblanza de la vida rural de los inmigrantes en la Argentina a principios del siglo XX; evidenciando la hermosura del amor a la familia".    ( Argentina " Francia)

 

 

 

A fines del siglo XIX nace una niña en la planchada de un barco y como es una zona de frontera ella puede adquirir una nacionalidad. Gertrudis crece en una casa de campo, integrante de una colonia judía de la provincia de Entre Ríos y se transforma en una mujer que, según el criterio de quienes la rodean, es fea, y vive siempre vestida de negro, mirando hacia abajo y ocultándose. Su madre le recuerda una y otra vez con diferentes actitudes que ella es fea, que no cumple las expectativas; a pesar de tener un desempeño brillante en la escuela a la que asiste por lo que se convierte una mujer insignificante, casi transparente, ignorada por los otros; sin embargo, ella no renuncia a ver el mundo que la rodea con un ávido interés por esos pequeños signos de belleza que sólo se perciben si nos detenemos a contemplarlos ni deja sus pequeños placeres: la cocina, el cuidado de las plantas, y la lectura de noche (literatura francesa) cuando ya nadie necesita de sus servicios, como madre y esposa, aunque sólo para procrear. Se casa con un viudo que pasa a ser la figura que sobresale en la casa y es admirado por sus hijos. Para que retrate a la familia completa su esposo León contrata a un fotógrafo francés que había fotografiado la guerra, el enfrentamiento directo con la parte más cruel de la humanidad y esas escenas tan desgarradoras habían cambiado por completo su modo de ver. En Europa había comenzado a participar del movimiento surrealista y había comenzado a buscar nuevas formas de expresión. Jean Baptiste llega a la casa, se hospeda allí un par de días y comienza a fotografiar a todos. Gertrudis se niega todo lo que puede a salir en las fotos y se esconde en tanto León y sus hijos posan felices. En este contexto las poses de León y sus hijos se convierten para el fotógrafo en algo absurdo, obsoleto, y su mirada busca descubrir algo diferente y lo encuentra en Gertrudis que, con su opacidad y silencio le resulta mucho más interesante. Él será el único que descubra, con otra "mirada", la particular belleza de la protagonista y su intenso mundo interno y al hacerlo incidirá a su vez en la protagonista