?
Seguinos:
facebook.png
youtube.png
Buscar  

Ficción (Ficció)

Ficción (Ficció)
Spain
2006
Cesc Gay
Premio SIGNIS
mar del plata 2007

"Enseña que la recuperación de la familia y sus valores inicia con la confianza al otro, al mismo tiempo que recuerda que la amistad es siempre un vínculo con la verdad y la honestidad". 

Critica:
Cuando Cesc Gay comenzó a escribir la historia de su cuarto largometraje sabía de de ex profeso que deseaba hacer una película "de amor". Por lo tanto comenzó a pensar en sus propias historias y en la de sus amigos. Lo que le permitió descubrir, que muchas veces las historias de amor no vividas tenían un peso inusual en la vida de las personas.
Después de su celebrado Krámpack (2000) y En la ciudad (2003), un filme coral nominado a varios Goya, en el cual trabajó mucho las relaciones humanas, y las crisis de gente cercana a los 40 años. Gay vuelve de alguna manera a remontar el personaje de Mario (Eduard Fernández), decidiéndose esta vez a trabajar casi en familia, ya que la esposa del protagonista principal es su propia esposa y la hija mayor es la hija del actor.
Dichos datos no son despreciables a la hora de pensar un filme, cuyo nombre es Ficción, y sobre el cual el director expresó en una conferencia de prensa: "que su origen era un poco confuso, ya que tenía un gran peso autobiográfico".
Si bien es cierto de que "creamos" inexorablemente a partir de nuestras experiencias, dicha marca temática es un punto de inflexión, a la hora de reflexionar sobre el modo en que este séptimo arte al igual que las artes plásticas, se asocia cada vez más a la vida misma.
En ella un "sujeto textual", el que crea, se entrecruza con el "sujeto social", que se inscribe en un determinado tiempo y espacio. Del que resulta un "sujeto histórico", que determina una connivencia donde el arte y el cine tienden (aún en la ficción) a homologarse a la vida. Agregaría, a las propias experiencias.
Paralelamente se acrecienta un fenómeno de auge del documental, un género que se reimpone cada vez más, al cual sin duda han contribuido los nuevos soportes.
El relato de Ficción está centrado en la historia de un director de cine que está intentando terminar el guión de su próximo filme. Para escribir en un contexto que incentive su creatividad, decide instalarse en la casa de un amigo en la montaña. Cerca de éste vive otra amiga, que tiene de visita a una violinista.
Ergo, los cuatro se reúnen a compartir pensamientos, palabras, sensaciones, comidas, paseos, extravíos, la vida"en esos días, en el marco del bucólico y bello paisaje de la montaña en Cataluña.
Rodada cronológicamente en 7 semanas, con una fotografía impecable de Andreu Rebés y una banda sonora donde se destaca Nature Boy de Nick Cave, Ficción nos habla de todo aquello que perdemos a medida que el tiempo transcurre, y de todo lo que no podemos vivir porque hemos ya elegido otro camino. Nos habla siempre de amor, aunque nos hable de renuncia.
El tema es que todo aquello que no hemos podido vivir por múltiples razones continúa presente en nuestro corazón y en nuestro cerebro, justamente, porque siempre será una asignatura pendiente. Aquello que habría podido concretarse en el ámbito de la tangible realidad de todos lo días, que de hecho no es menos real que la de nuestros sueños de noche, ni de los sueños de día.
Sucede, que la fuerza de las historias no vividas permanece anclada para siempre a nuestro deseo, porque lo retroalimentamos cada vez que recordamos. No se puede escapar de nosotros mismos, porque el amor es una construcción simbólica.
Cuando nos enamoramos se produce un determinado mecanismo de proyección, que opera dentro de nuestro universo simbólico, que tiene que ver con nuestro deseo y con la forma en que lo proyectamos a los demás. Desde ese lugar se produce "ese sentimiento que llamamos amor".
Con la estructura genérica de una comedia romántica, Cesc Gay logra dar cuenta a través del relato, de cómo opera ese mecanismo y de su resultante: esa mágica unión entre la expectativa y la realización, donde el que mira se descubre a si mismo en esa mirada.
Con un argumento y una estética muy diferente, Ficción se emparenta con la inolvidable Con ánimo de amar (In The mood For Love) de Wong Kar-wai, desde lo que representa como historia de amor no vivida. Quizás, tengamos la oportunidad de disfrutar una versión de Cesc Gay de "2046", para ver como prosigue operando la memoria, en la materia del tiempo del cual estamos hechos.

Blanca María Monzón